1897 - 2023

126º Aniversario - Trayectoria y excelencia al servicio de la profesión.

Interés general

AsArBa INFORMA: Protocolo de bienestar animal para tambos.

Se avanzará en Tandil en la aplicación voluntaria de un protocolo de bienestar animal para tambos.

El pasado lunes 2 de octubre tuvo lugar en la Facultad de Ciencias Veterinarias de la UNICEN una nueva reunión de la Mesa Interinstitucional de Lechería. En la misma estuvieron presentes José María Cano, presidente de la Unión Productores de Leche de la Cuenca Mar y Sierras; Laura Frontini, integrante del Círculo Veterinario de Tandil, Miguel Pena, del Distrito 6 del Colegio de Veterinarios de la provincia y del Departamento de Tecnología y Calidad de los Alimentos de la Facultad de Ciencias Veterinarias de la UNICEN, Agustina Miqueo y Lucio Rancez, en representación del Cluster Quesero de Tandil; José Luis Iglesias, del Círculo de Ingenieros Agrónomos; Juan Ruda, del Tambo Educativo Sostenible Don Ángel, Claudio Sarramone, integrante de la Comisión de Tutores Externos de la Facultad de Veterinarias; Claudio Machado, director Programa Investigación en Producción Animal de la Facultad; y Daniel Casanova, jefe del Departamento de Producción Animal, también de la Facultad.

En el encuentro, Daniel Casanova, resumió el relevamiento de necesidades realizado junto a la Unión de Productores de Leche de la Cuenca Mar y Sierras, donde los temas más relevantes resultaron: gestión de los recursos humanos, bienestar animal y manejo de la información. Del mismo modo, se presentó un protocolo de bienestar animal para tambos, que fue elaborado por un equipo técnico liderado por Marcelo Ghezzi desde la FCV; validado a campo por profesionales veterinarios en Bolívar y en proceso de validación en diferentes tambos de Tandil. Los presentes destacaron que el instrumento constituye una valiosa herramienta para promover cambios positivos en una temática de interés creciente por parte de los consumidores y la sociedad en general, pero que, además, a partir de su adopción presenta múltiples ventajas económicas demostradas a nivel establecimiento.

Acorde al intercambio, los pasos a seguir serán completar la validación y mejora local, generar instancias de capacitación para los profesionales privados interesados en participar y socializar el protocolo con los productores para su participación voluntaria. Adicionalmente, también se intercambió sobre una encuesta para productores orientada a recabar información sobre la gestión de los recursos humanos, manejo de la información y toma de decisión en tambo, como parte de una tesis doctoral de la FCV. La misma será analizada por las instituciones miembros de la mesa a los fines de acercar aportes y facilitar su difusión, y así poder disponer de un relevamiento representativo de la situación del sector.

Así es el gato “más pequeño de América” encontrado en un parque nacional en Neuquén

Los guardaparques del Parque Nacional Lanín lograron fotografiar a uno de los felinos más difíciles de encontrar.

Esta semana, las imágenes que difundieron los guardaparques del Parque Nacional Lanín, ubicado en Junín de los Andes, Neuquén, se viralizó en las redes sociales por ser un ejemplar de uno de los felinos más pequeños de América y uno de los más difíciles de encontrar.
La Patagonia es uno de los lugares más elegidos por los amantes de la naturaleza alrededor del mundo. Uno de los sitios con más visitas es el Parque Nacional Lanín por su espectacular paisaje, pero también por sus lagos, ríos y arroyos ideales para la pesca deportiva, así como también cuenta con senderos para trekking y mountain bike para las personas que les gusta el deporte al aire libre.
 
En su bosque de más de 412.000 hectáreas se preservan distintas especies vegetales y animales. Y para hacer un registro de los diferentes habitantes que tiene este lugar, los guardaparques instalaron diferentes cámaras trampa en diversas zonas del bosque; sin embargo, nunca supieron con qué sorpresa se iban a encontrar.
 
Al revisar la cantidad de registros, se vio un ejemplar de uno de los felinos más pequeños de América, mejor conocido como Gato Huiña Melánico. Este animal pesa entre 2 a 3 kilos, mide entre 39 y 18 centímetros, y su cola es de 20 a 25 centímetros.
 

Otras de las características que tiene es que posee un pelaje tupido y aireado, de color bayo rojizo de fondo, con manchas oscuras, chicas y numerosas que se distribuyen de manera compacta. Su cara es muy pequeña, ojos pardos y nariz oscura, lo que puede generar confusiones con el Gato Montés.

Lo curioso de esta especie es que cumple un rol fundamental dentro del ecosistema del bosque, ya que se alimenta de roedores. La principal amenaza de estos felinos son los ataques de perros, la transmisión de enfermedades por parte de gatos domésticos, fragmentación de hábitat e incendios forestales.

Desde el área de prensa del parque, explicaron: “En el marco del trabajo de conservación que se lleva adelante dentro de la zona sur del Parque Nacional Lanín se realizó un extraordinario registro de un Gato Huiña Melánico. A partir de un monitoreo con cámaras trampa, se registró la presencia de un ejemplar de este felino, que habita principalmente en las zonas con bosque húmedo y es muy difícil de observar”.

“Las cámaras trampa son instaladas en lugares estratégicos con la finalidad de registrar y estudiar de manera no invasiva la presencia de especies como zorros, hüiñas, pudú y pumas, entre otras especies de mamíferos y aves nativos”, continuaron.

La novedad llamó la atención entre los neuquinos y la imagen, difundida a través de la cuenta de Instagram del parque, se llenó de likes y de comentarios sobre la aparición del Gato Huiña Melánico.

“Qué maravilloso”, “Hay que controlar más a quienes tienen animales domésticos para que sean responsables. Los gatos y perros que se salvajizan son muy peligrosos también para quienes quieren disfrutar de la naturaleza”, “¿Qué zona específicamente? ¡Qué lindo!”, fueron algunos de los comentarios de los amantes de las especies salvajes y amantes de la naturaleza.

Para preservar la naturaleza, los guardaparques del lugar compartieron una serie de requisitos a cumplir para disfrutar del lugar sin generar impactos en el ambiente.

Fuente: LaNacion.com

Un perro mantuvo vivas a 30 cabras durante 10 días durante el temporal de nieve en plena cordillera en Malargüe

"Porfín" es el nombre del perro protector que acompaña a Rolando “Rolo” Araya (42), a Eli Mercado (31) y a su piño de cabras todos los días en el puesto Los Arroyos, ubicado en Coihueco Norte y a 65 kilómetros de la ciudad de Malargüe. La denominación de “perro protector” no tiene que ver solamente con una descripción simbólica de sus funciones, sino que es uno de los perros que han sido preparados y criados para tal fin, ya que se trata de aquellos canes que -con menos de 5 meses- son incorporados a los rebaños del ganado caprino para que se integren como parte de él y, de esta manera, mantengan alejados a otros grandes predadores de chivos y cabras (como pumas y zorros).

Esta función, para la que han sido y son especialmente criados estos perros -como parte de una de las herramientas con que se intenta lograr la convivencia entre los productores ganaderos y los predadores- se ha convertido en fundamental en la supervivencia de los chivos. Tanto que el mismo Porfín fue un actor fundamental para que cerca de 30 cabras que se encontraban a campo abierto sobrevivieran en medio de un temporal de viento y nieve, resguardados en la cueva al filo de una barda y durante 10 días en los que estuvieron solos hasta que pudieron ser rescatados por sus dueños.

“El temporal sorprendió a las cabras en el campo y nunca pudieron regresar al puesto, pero el perro protector se quedó con ellas todo el tiempo. Nosotros tratamos de hacer el camino durante varios días para buscarlas, pero teníamos que llegar hasta un determinado lugar y volver ya que era imposible seguir de la cantidad de nieve. Hasta que llegamos a una barda y ahí vimos que estaba el Porfín, que había salido a buscarnos y, a la vez, nos hizo que lo siguiéramos para rescatar a las cabras en la cueva”, cuenta Eli Mercado, quien vive en el puesto Los Arroyos con Rolo Araya, aunque -como trabaja en la Municipalidad de Malargüe- pasa algunos días “abajo” de la cordillera.

Cuando ingresaron al improvisado refugio, encontraron a unas 30 cabras con vida, aunque había otras 40 que no habían soportado las bajas temperaturas y habían fallecido (así como también algunos de sus fetos)

“No sabemos cómo se mantuvo con vida el perro, pero para nosotros fue una desgracia con suerte. Porque, por un lado, perdimos a muchos animales. Pero, por otro lado, pudimos mantener al perro y a algunas cabras. Y desde el primer momento supimos que, si quedaban algunas cabras con vida, el Porfín iba a estar con ellas”, cuenta Eli.

Porfín es el nombre del perro protector que acompaña a Rolando “Rolo” Araya (42), a Eli Mercado (31) y a su piño de cabras todos los días en el puesto Los Arroyos, ubicado en Coihueco Norte y a 65 kilómetros de la ciudad de Malargüe. La denominación de “perro protector” no tiene que ver solamente con una descripción simbólica de sus funciones, sino que es uno de los perros que han sido preparados y criados para tal fin, ya que se trata de aquellos canes que -con menos de 5 meses- son incorporados a los rebaños del ganado caprino para que se integren como parte de él y, de esta manera, mantengan alejados a otros grandes predadores de chivos y cabras (como pumas y zorros).

Esta función, para la que han sido y son especialmente criados estos perros -como parte de una de las herramientas con que se intenta lograr la convivencia entre los productores ganaderos y los predadores- se ha convertido en fundamental en la supervivencia de los chivos. Tanto que el mismo Porfín fue un actor fundamental para que cerca de 30 cabras que se encontraban a campo abierto sobrevivieran en medio de un temporal de viento y nieve, resguardados en la cueva al filo de una barda y durante 10 días en los que estuvieron solos hasta que pudieron ser rescatados por sus dueños.

Un perro mantuvo vivas a 30 cabras en medio de la cordillera y durante 10 días de temporal de nieve. Foto: Gentileza
Un perro mantuvo vivas a 30 cabras en medio de la cordillera y durante 10 días de temporal de nieve. Foto: Gentileza
“El temporal sorprendió a las cabras en el campo y nunca pudieron regresar al puesto, pero el perro protector se quedó con ellas todo el tiempo. Nosotros tratamos de hacer el camino durante varios días para buscarlas, pero teníamos que llegar hasta un determinado lugar y volver ya que era imposible seguir de la cantidad de nieve. Hasta que llegamos a una barda y ahí vimos que estaba el Porfín, que había salido a buscarnos y, a la vez, nos hizo que lo siguiéramos para rescatar a las cabras en la cueva”, cuenta Eli Mercado, quien vive en el puesto Los Arroyos con Rolo Araya, aunque -como trabaja en la Municipalidad de Malargüe- pasa algunos días “abajo” de la cordillera.

Cuando ingresaron al improvisado refugio, encontraron a unas 30 cabras con vida, aunque había otras 40 que no habían soportado las bajas temperaturas y habían fallecido (así como también algunos de sus fetos)

“No sabemos cómo se mantuvo con vida el perro, pero para nosotros fue una desgracia con suerte. Porque, por un lado, perdimos a muchos animales. Pero, por otro lado, pudimos mantener al perro y a algunas cabras. Y desde el primer momento supimos que, si quedaban algunas cabras con vida, el Porfín iba a estar con ellas”, cuenta Eli.

Play Video
Ella y su esposo perdieron más de la mitad del “piño” (así se llama al grupo de cabras y otros animales) con el temporal de fines de agosto. De los 400 que tenían como parte de su producción ganadera, más de 200 -contando adultos y crías- fallecieron como consecuencia de las nevadas. Y de esas, cerca de 40 no lograron salir de la cueva donde estaban refugiadas junto al perro protector Porfín.

“Cuando el perro nos vio, nos pidió que lo siguiéramos. Y así pudimos llegar al lugar donde estaban refugiados y pudimos salvar a unas 30 cabras que estaban al resguardo. Pero hubo otras que no habían sobrevivido, por lo que tuvieron que quedarse ahí. Y cuando nos íbamos con las que se habían salvado, el Porfín se volvía a la cueva para buscar a las demás o quedarse con ellas. Tuvimos que hacerlo volver nosotros varias veces”, recuerda Eli.

PORFÍN, EL PERRO PROTECTOR
Si bien el puesto Los Arroyos se sitúa a unos 65 kilómetros de la ciudad de Malargüe, el lugar donde el duro temporal de viento y nieve sorprendió a las cabras pastando se sitúa 20 kilómetros más hacia el lado de la cordillera del lugar donde viven los Araya Mercado. Allí se crió Rolo, ya que antes vivieron sus padres en el lugar.

La actividad caprina es el principal sostén de la familia, y dada la cantidad de animales que tienen, las cabras (o chivos) suelen salir a pastar campo abierto, para regresar luego. Es aquí, entre otras cosas, donde entran en juego los perros protectores y su finalidad.

Sin embargo, entre el 21 y el 22 de agosto, y cuando el piño de los puesteros se encontraba pastando lejos de su corral, la inclemencias climáticas azotaron a esa zona de la Cordillera de los Andes como nunca antes en más de medio siglo. Los Araya Mercado, al igual que cientos de familias de puesteros, sufrieron pérdidas por demás considerables en su producción, ya que muchos animales quedaron varados en la nieve y fallecieron.

El grupo de cabras que se encontraba cordillera arriba junto al perro protector Porfín incluía a más de 70 ejemplares. Y todos fueron sorprendidos cuando se disponían a regresar -habían ido solos, el perro y las cabras-.

“La verdad es que no teníamos mucha esperanza, porque estaba realmente difícil el temporal. Si bien había pronóstico, nunca nadie esperó un temporal de esas características, por lo que muchos animales se desparramaron”, rememora Eli.

De hecho, a más de un mes del temporal más intenso, aún quedan algunos manchones de nieve en algunas zonas donde siguen sin crecer las pasturas y algunos animales continúan muriendo.

El 1 de septiembre, cuando el tiempo dio una tregua, Rolo, Eli y el hijo de ambos, Cristian, decidieron salir a buscar a sus animales (a los que hubieran logrado sobrevivir). Entre ellos, estaba el grupo de unos 70 que habían salido con el perro Porfín, y que no habían alcanzado a llegar al corral antes de que se registrara el momento más duro e intenso de las nevadas y el viento.

“El camino tuvimos que hacerlo en varios días, porque había lugares por donde no podíamos caminar. Era caminar al filo, por el hielo y pisando sobre nieve sin saber qué había abajo. Hasta que llegamos a la zona de la barda y vimos que nos había ido a buscar el perro y nos avisaba -a su manera- que estaba con las cabras. Ver eso fue llorar en todo sentido, por la tristeza de las cabras muertas, pero de la emoción de haber encontrado vivo al Porfín”, rememora Eli.

El can estaba mojado, flaco y cansado, pero ello no impidió que se pusiera adelante de las personas para marcar el camino hasta llegar a la cueva donde estaban las cabras que él mismo se había encargado de mantener unidas y protegidas.

[ Leer nota completa aquí ]

Fuente: LosAndes.com.ar

Acciones sanitarias por detección de triquinosis en porcinos de la provincia de Córdoba

Córdoba – En resguardo de la salud de los consumidores y evitar la difusión de la triquinosis, agentes del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) junto al personal del Ministerio de Agricultura y Ganadería de Córdoba y de efectivos de la Patrulla Rural Norte, dependiente de la Policía Provincial, interdictaron un predio en la localidad de Deán Funes.
En el marco de las acciones estipuladas en la Resolución 555/2006, agentes del Senasa procedieron a la interdicción del predio y al control del stock. Al constatarse las condiciones del establecimiento, la permanencia y alimentación de los animales se determinó el envió a faena controlada de la totalidad de los porcinos a un establecimiento habilitado para tal fin.
Los cerdos parasitados no presentan signos clínicos ni su carne muestra cambios en su aspecto, color, olor o sabor, por lo que la triquinosis no puede evidenciarse a simple vista en el campo ni en los productos alimenticios derivados. Por eso, los frigoríficos que faenen cerdos tienen la obligación de realizar, en cada animal faenado, los correspondientes análisis para detectar si hay presencia de triquinosis. El cumplimiento de estas acciones asegura la inocuidad de los productos que llegan al consumidor.
Dado que no existen vacunas ni tratamientos para administrar en el animal vivo, las medidas de prevención consisten, principalmente, en mantener la higiene durante la crianza de los cerdos y realizar una prueba diagnóstica luego de la faena y antes de la preparación y consumo de chacinados.
Pautas para la prevención de la triquinosis y el cuidado de la salud de las personas
En este sentido, el Senasa recomienda a los criadores de cerdos mantener el lugar en condiciones higiénico-sanitarias apropiadas, alimentar los animales adecuadamente y evitar que estén en contacto con la basura e ingieran desperdicios. Asimismo, resulta muy importante combatir la presencia de roedores, ya que son posibles portadores de la enfermedad y pueden transmitirla a los porcinos.
Al cumplir con las pautas que brinda el Senasa para la crianza de cerdos y la elaboración de productos alimenticios, los productores porcinos colaboran con la prevención de la triquinosis, protegen su actividad productiva, evitan riesgos y producen alimentos seguros.
Este tipo de acciones de prevención y control, que realiza el Senasa, contribuyen a resguardar la salud de los consumidores, proteger al productor y mejorar la sanidad y el bienestar animal.

Fuente: Agrositio.com.ar

Cursos & Eventos

No event in the calendar
August 2018
Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31

Curiosidades

Los 10 principales avances médicos de la Edad Media

Todavía la percepción que el ciudadano medio tiene sobre la Edad Media es la de que fueron tiempos oscuros, con multitud de calamidades, poblaciones analfabetas y un retroceso sustancial en cuanto a los avances médicos que la Antigüedad había aportado. Todo ello no son más que apriorismos que colocan en un puesto de inferioridad a los tiempos medievales respecto a otros momentos de la Historia. Sin embargo, un análisis detallado nos revela que en el Medievo surgieron muchos de los logros de la Medicina que todavía hoy están vigentes. Aquí están los 10 principales avances médicos de la Edad Media.

1. Hospitales
En el siglo IV de nuestra era el concepto de hospital, es decir, un lugar donde los pacientes podrían ser tratados por los médicos con equipamiento especializado, estaba en su embrión en algunos lugares del Imperio Romano.

Más tarde, en Occidente, los monasterios fueron los centros donde surgieron los primeros hospitales para dar servicio a los viajeros, transeúntes y pobres. Mientras, en Oriente, en el mundo árabe, los hospitales surgieron en el siglo VIII.

Leer más...

También le puede interesar...

La infección por COVID-19 en los animales

Editorial de la Asociación Argentina de Zoonosis (AAZ) – actualizado al 19 de mayo de 2020.

[ Click para ver PDF ]

SIN VETERINARIOS NO HAY UNA SALUD

Conferencia completa brindada por el M.V. Fidel Baschetto, Capítulo Fauna Silvestre SOMEVE, Profesor Adjunto de Fauna Silvestre UN Villa MaríaJefe de Departamento de la Universidad Libre del Ambiente (Municipalidad de Córdoba). Organizada por: Sociedad de Medicina Veterinaria