1897 - 2019

122º Aniversario - Trayectoria y excelencia al servicio de la profesión.

La caza furtiva desestabiliza los países, altera los ecosistemas y amenaza la biodiversidad. Un estudio reciente sugiere otra consecuencia más: algunos tipos de caza furtiva quizá también aceleren la crisis climática.

Los elefantes de selva —una especie en peligro de extinción emparentada con los elefantes africanos de sabana, que son más grandes— promueven el crecimiento de grandes árboles que son perfectos para almacenar carbono, según una investigación publicada en la revista Nature Geoscience.

Según los cálculos de los científicos, si los elefantes de selva desaparecen, la selva tropical de África central perderá alrededor de 3000 millones de toneladas de almacenamiento de carbono, el equivalente a las emisiones totales de CO2 de Francia durante veintisiete años.

“Este nuevo artículo señala algo que en África central hemos sospechado desde hace mucho tiempo, pero ahora este grupo ha contribuido al asunto con ciencia de verdad”, dijo Fiona Maisels, científica de la conservación en la Sociedad para la Conservación de la Vida Silvestre y en la Universidad de Stirling en Escocia.

“Con la pérdida de los elefantes de selva, la pérdida de las reservas de carbono puede agregarse a la lista de servicios al ecosistema que ya no proporcionarán estos animales”, explicó.

En años recientes, los investigadores han entendido de manera más detallada el vínculo entre los animales y el clima. Los herbívoros silvestres, por ejemplo, pueden reducir la intensidad y la frecuencia de los incendios que emiten gases de efecto invernadero. Las emisiones de metano del ganado contribuyen de manera importante al calentamiento global.

Los científicos también han sabido durante décadas que los grandes herbívoros como los elefantes desempeñan una función importante a corto plazo en los ecosistemas, pues promueven la biodiversidad, reciclan nutrientes y dispersan semillas.

Fabio Berzaghi, ecologista del Laboratorio de Ciencias del Clima y del Medioambiente en Francia y autor principal del nuevo estudio, sospecha que los elefantes quizá también desempeñan un papel esencial a largo plazo en el desarrollo de la selva tropical de África, la segunda más grande solo superada por la Amazonía.

La Amazonía perdió a sus grandes herbívoros hace 12.000 años, entre ellos los perezosos terrestres que pesaban más de tres toneladas, unas criaturas parecidas a los elefantes llamadas gonfoterios y los gliptodontes, similares a los armadillos pero del tamaño de autos pequeños.

La pérdida de estos y otros herbívoros de gran tamaño probablemente contribuyó a una mayor densidad de árboles más pequeños en la Amazonía, con una cantidad total de vegetación más pequeña en comparación con la selva tropical de África.

“Pensábamos que los elefantes quizá contribuían a las diferencias entre las selvas de estos dos continentes”, comentó Berzaghi. “También queríamos saber cuáles serían las consecuencias a largo plazo de perder estas especies”.

Berzaghi y sus colegas seleccionaron dos sitios de estudio. Uno se encuentra en la República Democrática del Congo, donde los elefantes desaparecieron hace treinta años debido a la caza furtiva; el otro es la República del Congo, donde había grandes cantidades de elefantes hasta hace poco.

Ambos lugares eran relativamente vírgenes y solo diferían en cuanto a la presencia o la ausencia de elefantes. Los investigadores midieron el tamaño de los troncos de todos los árboles en las áreas de estudio y tomaron nota de las especies, lo cual les proporcionó una idea de los efectos a corto plazo de la ausencia de elefantes.

Para determinar los efectos a largo plazo, crearon un modelo en computadora que simulaba las funciones básicas de la selva tropical africana, incluyendo el crecimiento, la muerte, la competencia, la fotosíntesis y la reproducción de los árboles. El modelo les permitía incluir o excluir a los elefantes.

Los elefantes de selva derriban casi exclusivamente los árboles con un diámetro de 30 centímetros o menos, y prefieren comer árboles de madera blanda y rápido crecimiento. Al despejar el sotobosque de vegetación, según hallaron los investigadores, los elefantes no solo alteran la composición vegetal, sino que también afectan la penetración de la luz y la disponibilidad del agua.

Esto da como resultado un ecosistema que favorece a los árboles grandes de madera blanda y lento crecimiento. Ese tipo de especies almacena significativamente más carbono que el volumen equivalente de árboles más pequeños de madera blanda.

“Para los árboles, se trata de un intercambio; no puedes tenerlo todo”, dijo Berzaghi. “O inviertes en un crecimiento veloz o en construir mucha estructura con carbono para ser más resistente”.

Al extrapolar sus hallazgos a toda la selva tropical africana, Berzaghi y sus colegas hallaron que la desaparición de elefantes daría como resultado una pérdida de vegetación del siete por ciento, el equivalente a 3000 millones de toneladas de almacenamiento de carbono.

Dicho de otra forma, los elefantes proporcionan un servicio de almacenamiento de carbono con un valor de 43.000 millones de dólares.

“Este es el primer estudio que he visto en el que se atribuyen grandes cambios de multimegatones en el carbono a especies específicas”, dijo Rosie Fisher, una científica del Centro Nacional de investigación Atmosférica en Boulder, Colorado, quien no participó en la investigación. “De verdad abre una nueva frontera en la manera en que entendemos las interacciones entre los animales grandes y el almacenamiento de carbono”.

Con la excepción de algunas poblaciones sobrevivientes, los elefantes de selva están funcionalmente extintos en casi todo su antiguo hábitat de 2.201.489 kilómetros cuadrados. La especie disminuyó un 62 por ciento de 2002 a 2011, según hallazgos de Maisels y sus colegas, y la caza furtiva ha continuado en gran medida sin controles desde entonces.

Según Iain Douglas-Hamilton, fundador de Save the Elephants, una organización conservacionista con sede en Kenia, la caza se ha extendido recientemente a Gabón, un país que contiene la mitad de los elefantes de selva que quedan en el mundo y que antes estaba protegido de la caza furtiva gracias a su relativo aislamiento.

“Este estudio llega en un momento en el que los elefantes de selva se ven más amenazados que nunca”, comentó Douglas-Hamilton. “Es espantoso que justo ahora que comenzamos a entender que los elefantes tienen un papel fundamental en el almacenamiento del carbono en África, también estén sufriendo la amenaza real de la erradicación”.

Una limitación del estudio, dijo Berzaghi, es que no sabemos cuánto carbono ya se ha perdido debido al declive de los elefantes. No obstante, agregó, parece definitivo que frenar la caza furtiva y restaurar las poblaciones de elefantes de selva traería beneficios climáticos.

“Cada vez hay más pruebas de que los elefantes son una especie clave que no solo beneficia a su ecosistema, sino a todos los ecosistemas”, explicó. “El cambio climático es un problema complejo que probablemente requerirá de muchas soluciones pequeñas, y esta podría ser una de esas soluciones”.

Fuente: RACHEL NUWER - c. 2019 The New York Times Company

Online

Hay 302 invitados y ningún miembro en línea

play w
CAPACITACIÓN ONLINE 
[ Educación contínua ]

Cursos & Eventos

No event in the calendar
September 2019
Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30

También le puede interesar...

AsArBa informa: Novedades de la WAP

This month: Moving TripAdvisor to take action for wild animals.

With World Lion Day, Elephant Day, Orangutan Day, and International Tiger Day taking place recently - the world's attention has been turned towards wildlife. These awareness days are the perfect chance to remind 'the world's largest travel site' TripAdvisor that it must do more to protect wild animals, by ending the promotion and sale of tickets to cruel wildlife attractions.

[ READ MORE HERE ]

Boletín Veterinario Federal - BVFN22

Año I N° 22 – 16 al 30 de Noviembre de 2016

[ VER EL BOLETÍN AQUÍ ]

 

El rincón de las buenas noticias

LA SIAL CHINA COMENZÓ CON DEMANDA MUY SOSTENIDA Y BUENOS PRECIOS

El primer día de la Sial China dejó en claro por qué es una de las ferias más importantes para los exportadores argentinos, con buenos precios y una demanda que crece año tras año. El Ministro de Agroindustria de la Nación visitó el stand del IPCVA y se reunió con los empresarios para informar sobre la apertura del mercado japonés para la Patagonia.

Ya no se trata sólo de garrón y brazuelo, los cortes más demandados por los importadores chinos. La Sial Shanghái 2018 que comenzó hoy dejó en claro que tanto los exportadores argentinos como los compradores de China van por más en una relación que crece año tras año en forma vertiginosa.
De hecho, cuando a media mañana llegó al stand el Ministro de Agroindustria de la Nación, Luis Miguel Etchevehere, las 27 empresas que acompañan al Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA) ya trabajaban a destajo en medio de una multitud de importadores orientales que inundaban los pasillos.
Mario Ravettino, Vicepresidente del IPCVA, recibió a Etchevehere (acompañado por una comitiva público-privada), y al embajador argentino en China, Diego Guelar, y les explicó el funcionamiento del Pabellón Argentine Beef, con boxes individuales para empresas, un salón de reuniones, dos front desk, y un restaurante de treinta mesas en el que en el primer día se sirvieron más de 100 kilos de bife ancho a la parrilla.

Nuevas demandas, buenos precios

“Es una feria que ya está al mismo nivel que la Sial de París o Anuga”, dijo Ravettino que, a la vez, destacó que los compradores chinos se van sofisticando y comienzan a demandar otros productos y cortes de alto valor.
De hecho, algunos empresarios comentaban en los pasillos que ya venden cortes finos a precios similares a los de la cuota Hilton, aunque aún en pequeñas cantidades.
“A eso estamos apostando desde el Instituto”, agregó Raettino. “Y ya estamos trabajando fuertemente para que nuestra carne comience a ser reconocida también en Oriente como una de las mejores del mundo”.
En cuanto a los precios de la primera jornada, se registraron operaciones que rondaron los 5.300 dólares para el garrón y el brazuelo, 5.200 para algunos cortes de la rueda, 4.300 para el asado, 4.400 para la vaca compensada en cortes, y 3.900 a 4.000 para la vaca en manta (todo congelado y sin hueso).

Buenas noticias

“Venimos con buenas noticias desde Japón”, aseguró por Etchevehere, quien informó personalmente a los empresarios sobre a apertura de la Patagonia como paso previo y necesario a la apertura del resto del país. Además, el Ministro felicitó a los exportadores y aseguró que el gobierno va a seguir trabajando para el crecimiento de la cadena a través de la apertura de nuevos mercados, la consolidación de los existentes y la desburocratización del Estado.
Además, el Ministro y los empresarios mantuvieron reuniones con empresas locales de logística y referentes del gigante informático Alí Babá.
Durante la primera jornada de la muestra, el stand del IPCVA también recibió la visita del Comisario de Agricultura de la Unión Europea, Phil Hogan.

Lo que viene

El jueves 17 de mayo, en el Pabellón del Argentine Beef se presentarán los resultados preliminares del estudio de mercado que encargó el IPCVA a la empresa local Agribusiness (en China y Hong Kong) y los lineamientos de algunas acciones de marketing para los próximos meses. Además, el influencer KOL Fanfan, con millones de seguidores en redes sociales, cocinará platos típicos de la gastronomía china con carne argentina (Bifengtang beef y Hangjiao Beef).
En resumen, la primera jornada de la Sial 2018 concluyó con mucho optimismo por parte de los exportadores quienes ante la demanda ya comienzan a pensar en la participación en la nueva mega feria que va a organizar en noviembre de este año el gobierno chino (Shanghái Impo-Export) con más de 50.000 metros cuadrados de pabellones.

FUENTE: IPCVA