1897 - 2020

123º Aniversario - Trayectoria y excelencia al servicio de la profesión.

Es una técnica no invasiva, que se realiza con una extracción de sangre. Tiene una precisión similar a la convencional.

Hacer una biopsia convencional –extracción de un trozo de tejido del paciente para luego examinarlo- suele ser invasivo en algunas personas con cáncer. Pero en los últimos tiempos está en aumento una técnica más simple y con resultados similares: la biopsia líquida.

Mediante una extracción de sangre común y corriente, proporciona información sobre la biología del tumor. Sin necesidad de realizar punciones o cirugías.

“Desde hace muy pocos años y a partir de conocer más en detalle las características de los tumores y de entender cómo van cambiando durante el transcurso de la enfermedad, contamos con nuevas herramientas como la biopsia líquida", dice Guillermo Méndez, jefe de la Sección Oncología del Hospital de Gastroenterología ‘Carlos Udaondo’ y de la Fundación Favaloro.

Méndez comenta que a veces es necesario realizarle varias biopsias a un mismo paciente. Entonces, pasa a ser "muy beneficioso" poder acceder a esta información con una pequeña muestra de sangre.

“El uso de la biopsia líquida es cada vez mayor en nuestro país. Se utiliza cada vez más en centros de salud, clínicas y hospitales relacionados al tratamiento de pacientes con cáncer”, señala María Romina Girotti, doctora en Química Biológica, investigadora de CONICET y profesora de la UADE.

“El objetivo de la biopsia líquida es la determinación de las alteraciones genómicas que tiene el tumor, es decir, qué alteraciones tiene el ADN del tumor. Esta información es crucial para la selección del tratamiento del paciente”, agrega.

Según Diego Kaen, director del departamento de investigación del Centro Oncológico Riojano Integral (Cori), la biopsia líquida está cada vez más en la práctica clínica. “Es muy simple de hacer, porque es una extracción de sangre, como un análisis donde uno se mide el colesterol. Es un tubito de sangre, con un beneficio enorme”, sostiene.

“La única limitante que tiene a veces es el costo”, continúa Kaen, aunque aclara que “la biología molecular en cáncer tiene alto costo de por sí, o sea, secuenciar una biopsia de tejido también es cara”.

Leer nota completa en: Clarín.com - 

Fuente: Vanea López - Clarin.com

Cursos & Eventos

No event in the calendar
December 2020
Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31

Curiosidades

Los 10 principales avances médicos de la Edad Media

Todavía la percepción que el ciudadano medio tiene sobre la Edad Media es la de que fueron tiempos oscuros, con multitud de calamidades, poblaciones analfabetas y un retroceso sustancial en cuanto a los avances médicos que la Antigüedad había aportado. Todo ello no son más que apriorismos que colocan en un puesto de inferioridad a los tiempos medievales respecto a otros momentos de la Historia. Sin embargo, un análisis detallado nos revela que en el Medievo surgieron muchos de los logros de la Medicina que todavía hoy están vigentes. Aquí están los 10 principales avances médicos de la Edad Media.

1. Hospitales
En el siglo IV de nuestra era el concepto de hospital, es decir, un lugar donde los pacientes podrían ser tratados por los médicos con equipamiento especializado, estaba en su embrión en algunos lugares del Imperio Romano.

Más tarde, en Occidente, los monasterios fueron los centros donde surgieron los primeros hospitales para dar servicio a los viajeros, transeúntes y pobres. Mientras, en Oriente, en el mundo árabe, los hospitales surgieron en el siglo VIII. En ellos había un número importante de médicos que estaban especializados en materias diferenciadas y separadas unas de las otras en distintintas áreas.

2. Farmacias
La primera farmacia se abrió al público en Bagdag, capital de Califato Abásida, en el año 754. Estas oficinas en las que se dispensaban medicinas y remedios medicinales preparadas por un boticario por prescripción de un médico.
En el siglo XII llegaron a Europa y a partir de ahí el farmacéutico se convirtió en uno de los profesionales de referencia dentro de las ciudades.

3. Gafas
No sabemos quién fue el inventor de las gafas, un instrumento óptico que permitía corregir los problemas de visión, pero a finales del siglo XIII ya eran bien conocidas en Italia. Giordano de Pisa pronunció un sermón en 1305 en el que hablaba de la invención de las gafas veinte años atrás. Años después, en 1352, aparece la primera representación de una persona usando gafas; la encontramos en un fresco de Tommaso da Modena en la que aparece el cardenal Hugo de Provenza.

4. Anatomía y disección
Los médicos medievales tenían un profundo conocimiento de la Anatomía humana. En 1315 el médico italiano Mondino de Luzzi realizó una disección pública para sus alumnos y espectadores ocasionales que quisieron asistir a este acontecimiento.

Leer más...

También le puede interesar...

La infección por COVID-19 en los animales

Editorial de la Asociación Argentina de Zoonosis (AAZ) – actualizado al 19 de mayo de 2020.

[ Click para ver PDF ]

SIN VETERINARIOS NO HAY “UNA SALUD”