1897 - 2019

122º Aniversario - Trayectoria y excelencia al servicio de la profesión.

Interés general

Bélgica prohibe el sacrificio de animales según el ritual halal y kosher

Polémica en Bélgica en torno al ritual utilizado por musulmanes y judíos para sacrificar animales.

Acaba de entrar en vigor una normativa que obliga a aturdir al animal antes de sacrificarlo. Lo que va en contra de los rituales halal y kosher que exigen que el animal esté en perfecto estado de salud.

"A partir de ese momento vamos a tener que cerrar nuestro negocio", explica un carnicero. "No podemos vender carne que no sea halal".

La medida ha sido aprobada por los parlamentos regionales de Flandes y Valonia, que se suman así a la decisión adoptada por países como Suecia, Dinamarca y Eslovenia.

La asociación de bienestar animal GAIA niega que la prohibición tenga motivaciones religiosas. "No es en absoluto una prohibición del ritual religioso. En absoluto. Sólo se prohibe la matanza sin aturdimiento", explica su director Michel Vandenbosch. "Incluso si se siguen las reglas del 'arte' y se usa una cuchilla muy afilada, y se hace todo según la tradición religiosa, incluso entonces el animal sufre".

La legislación europea sobre bienestar animal exige el aturdimiento, pero permiten excepciones religiosas.

Por ello hay quien considera que el bienestar animal está siendo utilizado por parte de la clase política para impulsar su agenda anti-inmigración.

"Esta legislación forma parte de la agenda de la islamofobia en Europa", afirma Mustapha Chairi, presidente del Colectivo contra la Islamofobia de Bélgica. "Ahora les está creando problemas también con las organizaciones judías. Por eso tenemos que unirnos a estas organizaciones judías para acudir a la justicia".

El caso ha llegado hasta el Tribunal Constitucional de Bélgica, que ha decidido remitiro al Tribunal de la Unión Europea. No se espera que el fallo llegue antes de dos años, pero debería servir de precedente para el resto de Europa.

Fuente: Sertac Aktan - Euronews.com

Estos elefantes defienden al planeta de la crisis climática, pero corren peligro

La caza furtiva desestabiliza los países, altera los ecosistemas y amenaza la biodiversidad. Un estudio reciente sugiere otra consecuencia más: algunos tipos de caza furtiva quizá también aceleren la crisis climática.

Los elefantes de selva —una especie en peligro de extinción emparentada con los elefantes africanos de sabana, que son más grandes— promueven el crecimiento de grandes árboles que son perfectos para almacenar carbono, según una investigación publicada en la revista Nature Geoscience.

Según los cálculos de los científicos, si los elefantes de selva desaparecen, la selva tropical de África central perderá alrededor de 3000 millones de toneladas de almacenamiento de carbono, el equivalente a las emisiones totales de CO2 de Francia durante veintisiete años.

“Este nuevo artículo señala algo que en África central hemos sospechado desde hace mucho tiempo, pero ahora este grupo ha contribuido al asunto con ciencia de verdad”, dijo Fiona Maisels, científica de la conservación en la Sociedad para la Conservación de la Vida Silvestre y en la Universidad de Stirling en Escocia.

“Con la pérdida de los elefantes de selva, la pérdida de las reservas de carbono puede agregarse a la lista de servicios al ecosistema que ya no proporcionarán estos animales”, explicó.

En años recientes, los investigadores han entendido de manera más detallada el vínculo entre los animales y el clima. Los herbívoros silvestres, por ejemplo, pueden reducir la intensidad y la frecuencia de los incendios que emiten gases de efecto invernadero. Las emisiones de metano del ganado contribuyen de manera importante al calentamiento global.

Los científicos también han sabido durante décadas que los grandes herbívoros como los elefantes desempeñan una función importante a corto plazo en los ecosistemas, pues promueven la biodiversidad, reciclan nutrientes y dispersan semillas.

Fabio Berzaghi, ecologista del Laboratorio de Ciencias del Clima y del Medioambiente en Francia y autor principal del nuevo estudio, sospecha que los elefantes quizá también desempeñan un papel esencial a largo plazo en el desarrollo de la selva tropical de África, la segunda más grande solo superada por la Amazonía.

La Amazonía perdió a sus grandes herbívoros hace 12.000 años, entre ellos los perezosos terrestres que pesaban más de tres toneladas, unas criaturas parecidas a los elefantes llamadas gonfoterios y los gliptodontes, similares a los armadillos pero del tamaño de autos pequeños.

La pérdida de estos y otros herbívoros de gran tamaño probablemente contribuyó a una mayor densidad de árboles más pequeños en la Amazonía, con una cantidad total de vegetación más pequeña en comparación con la selva tropical de África.

“Pensábamos que los elefantes quizá contribuían a las diferencias entre las selvas de estos dos continentes”, comentó Berzaghi. “También queríamos saber cuáles serían las consecuencias a largo plazo de perder estas especies”.

Berzaghi y sus colegas seleccionaron dos sitios de estudio. Uno se encuentra en la República Democrática del Congo, donde los elefantes desaparecieron hace treinta años debido a la caza furtiva; el otro es la República del Congo, donde había grandes cantidades de elefantes hasta hace poco.

Ambos lugares eran relativamente vírgenes y solo diferían en cuanto a la presencia o la ausencia de elefantes. Los investigadores midieron el tamaño de los troncos de todos los árboles en las áreas de estudio y tomaron nota de las especies, lo cual les proporcionó una idea de los efectos a corto plazo de la ausencia de elefantes.

Para determinar los efectos a largo plazo, crearon un modelo en computadora que simulaba las funciones básicas de la selva tropical africana, incluyendo el crecimiento, la muerte, la competencia, la fotosíntesis y la reproducción de los árboles. El modelo les permitía incluir o excluir a los elefantes.

Los elefantes de selva derriban casi exclusivamente los árboles con un diámetro de 30 centímetros o menos, y prefieren comer árboles de madera blanda y rápido crecimiento. Al despejar el sotobosque de vegetación, según hallaron los investigadores, los elefantes no solo alteran la composición vegetal, sino que también afectan la penetración de la luz y la disponibilidad del agua.

Esto da como resultado un ecosistema que favorece a los árboles grandes de madera blanda y lento crecimiento. Ese tipo de especies almacena significativamente más carbono que el volumen equivalente de árboles más pequeños de madera blanda.

“Para los árboles, se trata de un intercambio; no puedes tenerlo todo”, dijo Berzaghi. “O inviertes en un crecimiento veloz o en construir mucha estructura con carbono para ser más resistente”.

Al extrapolar sus hallazgos a toda la selva tropical africana, Berzaghi y sus colegas hallaron que la desaparición de elefantes daría como resultado una pérdida de vegetación del siete por ciento, el equivalente a 3000 millones de toneladas de almacenamiento de carbono.

Dicho de otra forma, los elefantes proporcionan un servicio de almacenamiento de carbono con un valor de 43.000 millones de dólares.

“Este es el primer estudio que he visto en el que se atribuyen grandes cambios de multimegatones en el carbono a especies específicas”, dijo Rosie Fisher, una científica del Centro Nacional de investigación Atmosférica en Boulder, Colorado, quien no participó en la investigación. “De verdad abre una nueva frontera en la manera en que entendemos las interacciones entre los animales grandes y el almacenamiento de carbono”.

Con la excepción de algunas poblaciones sobrevivientes, los elefantes de selva están funcionalmente extintos en casi todo su antiguo hábitat de 2.201.489 kilómetros cuadrados. La especie disminuyó un 62 por ciento de 2002 a 2011, según hallazgos de Maisels y sus colegas, y la caza furtiva ha continuado en gran medida sin controles desde entonces.

Según Iain Douglas-Hamilton, fundador de Save the Elephants, una organización conservacionista con sede en Kenia, la caza se ha extendido recientemente a Gabón, un país que contiene la mitad de los elefantes de selva que quedan en el mundo y que antes estaba protegido de la caza furtiva gracias a su relativo aislamiento.

“Este estudio llega en un momento en el que los elefantes de selva se ven más amenazados que nunca”, comentó Douglas-Hamilton. “Es espantoso que justo ahora que comenzamos a entender que los elefantes tienen un papel fundamental en el almacenamiento del carbono en África, también estén sufriendo la amenaza real de la erradicación”.

Una limitación del estudio, dijo Berzaghi, es que no sabemos cuánto carbono ya se ha perdido debido al declive de los elefantes. No obstante, agregó, parece definitivo que frenar la caza furtiva y restaurar las poblaciones de elefantes de selva traería beneficios climáticos.

“Cada vez hay más pruebas de que los elefantes son una especie clave que no solo beneficia a su ecosistema, sino a todos los ecosistemas”, explicó. “El cambio climático es un problema complejo que probablemente requerirá de muchas soluciones pequeñas, y esta podría ser una de esas soluciones”.

Fuente: RACHEL NUWER - c. 2019 The New York Times Company

Un terapeuta que te deja rumiar tus ideas

NAPLES, Nueva York — Los talentos naturales de Bella la convirtieron en una terapeuta excelente: es tranquila y adaptable a una variedad de personalidades, con la paciencia para escuchar problemas interminables sin un solo mugido de crítica.

Desde una pastura exuberante y apartada en Mountain Horse Farm, una pensión de 13 hectáreas en la región de Finger Lakes en el Estado de Nueva York, Bella, de 3 años, y Bonnie, de 2, son híbridos de vaca escocesa y angus que brindan terapia basada en animales.

Abrazar vacas, como se llama la práctica, invita a la interacción con los animales al cepillar, acariciar o sostener charlas sinceras con los bovinos. La experiencia es similar a la terapia ecuestre, con una diferencia importante: los caballos suelen estar parados, pero las vacas se echan de forma espontánea en la hierba mientras rumian, lo que permite que los humanos interactúen más de cerca al unírseles en el suelo y ofrecer un cálido abrazo.

“¿Pueden ver lo tranquila que se pone?”, dijo Suzanne Vullers, de 51 años, una terapeuta ecuestre que es copropietaria de la pensión con su esposo, Rudi Vullers, también de 51 años. “Eso es lo que buscamos”, dijo. “Para la persona y la vaca”.

Provenientes de Reuver, un poblado rural holandés, la pareja se topó con “koe knuffelen”, que significa “abrazar vacas”, en una visita a su país natal hace dos años. En partes de Holanda, abrazar vacas es parte de un movimiento más amplio para conectar a la gente con la vida del campo.

Aproximadamente una década antes, en 2007, los Vullers —él un ex gerente de cadena de suministros, ella una ex contadora— cambiaron sus vidas corporativas para establecer su granja en Naples, Nueva York.

En mayo de 2018, compraron a Bonnie y a Bella, eligiéndolas por sus personalidades dulces y porque carecen de cuernos.

Las sesiones de una hora de duración para abrazar vacas, con un precio de 75 dólares por hora para dos personas, están limitadas a dos por día, con un máximo de cuatro participantes por sesión. Cada sesión es supervisada por dos contrapartes humanas: un terapeuta ecuestre, por lo general Suzanne Vullers, que interpreta los estados de ánimo de los animales para asegurar una interacción segura y positiva con sus nuevos amigos humanos, y un segundo encargado, que vigila a los otros animales en el campo.

Al igual que otras formas de terapia, la esperanza es que los visitantes fomenten su confianza, empatía y conexión con las vacas y con sus propias emociones.

Un día reciente, dos pares de personas, una pareja de Silicon Valley y un dúo de madre e hija del norte del Estado de Nueva York, llegaron a abrazar vacas.

“¿Manejar cinco horas para abrazar una vaca?”, dijo Karen Hudson, de 57 años, gerente de una compañía constructora y quien asistió a la sesión vespertina con su hija Jessica Ercoli, de 27 años, quien es oficial de libertad condicional. A Hudson le traía recuerdos de visitar la granja de su abuela.

Guiando a las mujeres, entusiasmadas, pero cautelosas, al campo, Suzanne Vullers les ofreció orientación sobre cómo acercarse exitosamente antes de demostrar ella misma los métodos.

Hay que mantener la calma. “Entre más relajadas estén, mejor será para ustedes y para ellas”, dijo, debido a que caballos y vacas por igual perciben emociones y responden de manera acorde —la mayor parte del tiempo.

“¡No te limpies los mocos en mí!”, dijo Ercoli a Bella.

En la sesión matutina, Colin Clover, de 50 años, gerente de reclutamiento en Facebook, recordó que su prometida Alexandria Rivas, de 31 años, una recepcionista, recordaba con cariño las visitas a la granja lechera adyacente a su universidad. La idea de sentarse junto a una vaquillona de 400 kilos lo intimidaba un poco. Los nervios disminuyeron cuando, dijo, Vullers lo planteó en una forma que él entendía: “Piense en cómo interactuaría con su perro”.

Los Vullers invitaron a los visitantes a dar un premio a las vacas. Acomodándose en el pasto, las vacas ofrecieron a los participantes lo que habían viajado tan lejos para experimentar: la oportunidad de un cálido abrazo.

Fuente: ELISA MALA - © 2019 The New York Times

Vacas sin control en la Tierra Media

Nueva Zelanda es un país de poco menos de 5 millones de habitantes y poco más de 10 millones de vacas.

Las vacas producen grandes cantidades de lácteos y carne —los dos productos de exportación más importantes por su valor en dólares— y cantidades aún mayores de gases de efecto invernadero y contaminación por nitratos, y por lo tanto son objeto de gran discusión a nivel nacional. A nivel internacional, tratamos de minimizarlas. Preferimos contar al mundo sobre nuestros hobbits, nuestros ríos vírgenes y nuestro ambiente natural inmaculado.

“Al llegar a Edoras, disfrute de la belleza natural virgen y respire el aire fresco de la montaña”, dice la publicidad de una empresa turística. Edoras es el asentamiento principal de nómades a caballo de la nación de Rohan de J.R.R. Tolkien. En las películas de “El Señor de los Anillos” el papel fue interpretado por el Monte Sunday, una pintoresca montaña en medio de un valle fluvial en la región de Canterbury en Nueva Zelanda. Sí posee belleza natural y, desde la distancia, aún luce virgen.

Esta región tiene un largo historial como “doble” para mundos de fantasía británicos. En el siglo XIX, el escritor inglés Samuel Bu­tler lo usó como ambientación de su novela utópica satírica “Erewhon”, sobre una nación secreta en la cara opuesta de una cordillera inexplorada. Los primeros capítulos, que describen las experiencias de un joven vagabundo británico en un rancho de cría de ovejas justo al oriente de esta cordillera, están basados en los años en que Butler trabajó en un rancho de ovejas de Canterbury a principios de la década de 1860.

La cría de ovejas fue el principal uso de tierra en todo Canterbury desde el siglo XIX hasta 1980. Y por un buen motivo: la región está en la sombra orográfica de esas impresionantes montañas de la Tierra Media/Erewhon. Su suelo es pedregoso, ligero y permeable. La lluvia relativamente escasa que recibe fluye a través de él con rapidez, haciendo que sea difícil que crezca suficiente hierba para mantener a animales más grandes, como las vacas.

Pero supongamos que, de hecho, se intentara colocar grandes cantidades de vacas en tierras como ésta. Acabarían con toda la vegetación de los campos, tras lo cual simplemente morirían de hambre, a menos que se invirtiera en niveles heroicos de irrigación y se usaran pesados fertilizantes industriales. Después de estas intervenciones, uno descubriría una consecuencia inconveniente: una gran cantidad del fertilizante pasaría directamente a través de los animales, regresaría a la tierra en forma de abundante orina, que el suelo poroso no retendría. Las aguas freáticas y los ríos locales terminarían bañados en nitratos. Esto lo sabemos porque lo intentamos. Y lo seguimos haciendo.

Las llanuras de Canterbury son el ejemplo más extremo de una ola de conversión de uso de suelo que se extendió por Nueva Zelanda a partir de los años 90. El país había sido conocido como una nación de cría de ovejas. Pero en el curso de los últimos 30 años, por una variedad de razones —la caída en los precios de la lana, el ascenso de China como un mercado para los productos lácteos, una falta de regulación central y local— el cambio a la producción láctea ha tenido el aire de una fiebre del oro del sector rural. Canterbury proporciona un desastroso caso de estudio de las consecuencias para nuestros sistemas de agua dulce.

El río Rangitata brinda la fuente de agua para múltiples proyectos de riego a gran escala. Para distribuir esta agua, se necesitan sistemas de irrigadores. La mayoría de los granjeros ha optado por irrigadores que tienen brazos rotatorios de casi un kilómetro de largo, lo que los vuelve eficientes para llevar mucha agua a mucho terreno con mínima supervisión humana. Pero se necesita que la tierra no tenga árboles.

Canterbury se ve aquejada con regularidad por vientos fuertes y calientes del noroeste que pueden succionar la humedad del suelo. Durante los siglos XIX y XX, miles de cortinas forestales rompevientos fueron plantadas alrededor de campos locales y cuidadas hasta la madurez. Para operar los irrigadores, la mayoría de estas cortinas de árboles tuvo que ser cortada, así que los vientos están de nuevo en libertad de beber hasta saciarse. Para irrigar las llanuras al nivel que requiere la cría de vacas, nos hemos asegurado cuidadosamente de que estarán secas siempre que soplen los vientos, de manera que podamos drenar aún más agua de nuestros ríos cada vez más dañados.

Debido a la gran cantidad de vacas que insistimos en apretujar en nuestros campos, también nos hemos asegurado de que el riego por sí solo no baste para mantenerlas alimentadas. A pesar de importar grandes cantidades de extracto de semilla de palma ecológicamente insostenible como suplemento alimenticio, principalmente hacemos pastar a nuestras vacas en la hierba. Esto requiere suelo ultrafértil, que requiere alto contenido de nitrógeno, que requiere aportes constantes de fertilizante derivado de combustibles fósiles. El nitrógeno termina como un concentrado en el flujo constante de efluentes de las vacas que pasan por el suelo delgado de Canterbury y llegan a los ríos y acuíferos de la región.

Estas concentraciones de nitratos se han estado acumulando en el agua freática de la región, que sirve como el suministro de agua para la mayoría de los habitantes locales. Recientes estudios en Dinamarca y EE.UU. han mostrado que nuestro actual valor máximo permitido de nitrato en el agua potable está muy por encima del nivel asociado con el cáncer colorrectal. El monitoreo del suministro de agua de Canterbury muestra que muchas personas están tomando agua contaminada a niveles que exceden por mucho la seguridad. Nueva Zelanda tiene tasas muy altas de cáncer colorrectal. Por coincidencia, la mayor cantidad se encuentra en Canterbury.

La contaminación del agua dulce de Canterbury fácilmente se ubica entre los peores desastres ambientales en la historia de Nueva Zelanda. En retrospectiva, se puede ver en qué nos equivocamos. Las regulaciones ambientales de Canterbury son impuestas, cuando lo son, por un consejo regional que usa astutamente el nombre de Medio Ambiente Canterbury. Y, de hecho, en el marco de la Ley de Gobierno Local de Nueva Zelanda, el consejo está encargado de proteger el medioambiente; pero la misma ley estipula que el consejo tiene la responsabilidad de lograr el crecimiento económico.

Siempre habrá tensión entre esos dos papeles. La solución es obvia, aunque el grupo de lobby lácteo se resistirá como gato boca arriba. Entreguen el deber de protección ambiental a una agencia independiente. Denle poder, incorporando a científicos y servidores públicos que sepan lo que hacen, y no interfieran.

Fuente: MIKE JOY y DAVID LARSEN - © 2019 The New York Times

Online

Hay 409 invitados y ningún miembro en línea

play w
CAPACITACIÓN ONLINE 
[ Educación contínua ]

Cursos & Eventos

No event in the calendar
September 2019
Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30

También le puede interesar...

AsArBa informa: Novedades de la WAP

This month: Moving TripAdvisor to take action for wild animals.

With World Lion Day, Elephant Day, Orangutan Day, and International Tiger Day taking place recently - the world's attention has been turned towards wildlife. These awareness days are the perfect chance to remind 'the world's largest travel site' TripAdvisor that it must do more to protect wild animals, by ending the promotion and sale of tickets to cruel wildlife attractions.

[ READ MORE HERE ]

Boletín Veterinario Federal - BVFN22

Año I N° 22 – 16 al 30 de Noviembre de 2016

[ VER EL BOLETÍN AQUÍ ]

 

El rincón de las buenas noticias

LA SIAL CHINA COMENZÓ CON DEMANDA MUY SOSTENIDA Y BUENOS PRECIOS

El primer día de la Sial China dejó en claro por qué es una de las ferias más importantes para los exportadores argentinos, con buenos precios y una demanda que crece año tras año. El Ministro de Agroindustria de la Nación visitó el stand del IPCVA y se reunió con los empresarios para informar sobre la apertura del mercado japonés para la Patagonia.

Ya no se trata sólo de garrón y brazuelo, los cortes más demandados por los importadores chinos. La Sial Shanghái 2018 que comenzó hoy dejó en claro que tanto los exportadores argentinos como los compradores de China van por más en una relación que crece año tras año en forma vertiginosa.
De hecho, cuando a media mañana llegó al stand el Ministro de Agroindustria de la Nación, Luis Miguel Etchevehere, las 27 empresas que acompañan al Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA) ya trabajaban a destajo en medio de una multitud de importadores orientales que inundaban los pasillos.
Mario Ravettino, Vicepresidente del IPCVA, recibió a Etchevehere (acompañado por una comitiva público-privada), y al embajador argentino en China, Diego Guelar, y les explicó el funcionamiento del Pabellón Argentine Beef, con boxes individuales para empresas, un salón de reuniones, dos front desk, y un restaurante de treinta mesas en el que en el primer día se sirvieron más de 100 kilos de bife ancho a la parrilla.

Nuevas demandas, buenos precios

“Es una feria que ya está al mismo nivel que la Sial de París o Anuga”, dijo Ravettino que, a la vez, destacó que los compradores chinos se van sofisticando y comienzan a demandar otros productos y cortes de alto valor.
De hecho, algunos empresarios comentaban en los pasillos que ya venden cortes finos a precios similares a los de la cuota Hilton, aunque aún en pequeñas cantidades.
“A eso estamos apostando desde el Instituto”, agregó Raettino. “Y ya estamos trabajando fuertemente para que nuestra carne comience a ser reconocida también en Oriente como una de las mejores del mundo”.
En cuanto a los precios de la primera jornada, se registraron operaciones que rondaron los 5.300 dólares para el garrón y el brazuelo, 5.200 para algunos cortes de la rueda, 4.300 para el asado, 4.400 para la vaca compensada en cortes, y 3.900 a 4.000 para la vaca en manta (todo congelado y sin hueso).

Buenas noticias

“Venimos con buenas noticias desde Japón”, aseguró por Etchevehere, quien informó personalmente a los empresarios sobre a apertura de la Patagonia como paso previo y necesario a la apertura del resto del país. Además, el Ministro felicitó a los exportadores y aseguró que el gobierno va a seguir trabajando para el crecimiento de la cadena a través de la apertura de nuevos mercados, la consolidación de los existentes y la desburocratización del Estado.
Además, el Ministro y los empresarios mantuvieron reuniones con empresas locales de logística y referentes del gigante informático Alí Babá.
Durante la primera jornada de la muestra, el stand del IPCVA también recibió la visita del Comisario de Agricultura de la Unión Europea, Phil Hogan.

Lo que viene

El jueves 17 de mayo, en el Pabellón del Argentine Beef se presentarán los resultados preliminares del estudio de mercado que encargó el IPCVA a la empresa local Agribusiness (en China y Hong Kong) y los lineamientos de algunas acciones de marketing para los próximos meses. Además, el influencer KOL Fanfan, con millones de seguidores en redes sociales, cocinará platos típicos de la gastronomía china con carne argentina (Bifengtang beef y Hangjiao Beef).
En resumen, la primera jornada de la Sial 2018 concluyó con mucho optimismo por parte de los exportadores quienes ante la demanda ya comienzan a pensar en la participación en la nueva mega feria que va a organizar en noviembre de este año el gobierno chino (Shanghái Impo-Export) con más de 50.000 metros cuadrados de pabellones.

FUENTE: IPCVA